Como gestionar las emociones de nuestros hijos

El pasado 26 de Febrero tuvo lugar el último encuentro de Epama (Escuela de Padres y Madres) de l’Escola Nova en Cervelló. Fue un placer aceptar la invitación para hablar de las emociones y su gestión.

Fueron un par de horas muy agradables donde pudimos reflexionar y compartir inquietudes y experiencias en este campo.

Repasamos varios conceptos:

SAM_4791

Educar y Escuchar. Para poder escuchar las emociones de nuestros hijos es necesario primero: Reconocer, escuchar y aceptar las nuestras propias.

Escuchando las emociones de otro, vemos si las nuestras propias, están interfiriendo en nuestra percepción. Somos el espejo de nuestros hijos y su modelo, no podemos pretender que los niños gestionen de manera constructiva sus emociones cuando nosotros no lo hacemos.

Intentamos salir de definir nuestro estado como ‘bien’ y ‘mal’. En una corta dinámica, escuchamos el cuerpo para dejar resonar muchas otras emociones y ver cual se ajusta más a lo que sentimos. Una vez encontrada esa emoción, escuchamos como responde el cuerpo y esperamos a ver si hay algún cambio y emerge otra más profusa, hasta sentirnos satisfechos con la emoción que describe la sensación que predomina en nosotros aquí y ahora.
SAM_4799

Vemos la función y las necesidades de las emociones y en como ayudan en nuestro día a día como guía, prevención y alerta para ver donde poner límites.

Volvemos a hablar de la importancia que tiene el cuerpo cuando se habla de emociones y comportamiento. Las emociones suelen ir ligadas a unos comportamientos, pero no son esos comportamientos. Ponemos el ejemplo de la rabia que suele relacionarse con golpes, gritos, pero, que se puede sentir sin necesidad de gritar ni golpear. En ocasiones es necesario desaprender para poder gestionar las emociones de una manera más sana.

El cuerpo vuelve a estar muy presente en la temporalización de la expresión de las emociones. Antes de poder expresar la emoción, el cuerpo ya comienza a reaccionar, se manifiesta la emoción sensorialmente y lo último es llevar la emoción a un nivel cognitivo, ponerle palabras.  SAM_4800

Cada emoción, normalmente, se somatiza de una manera y  en un lugar concreto, así, cuando queremos gestionar nuestras propias emociones o educar en su gestión, es una buena herramienta el escuchar y observar el cuerpo sin juicio para percibir las señales y actuar en consecuencia.

Acabamos dejando resonar una bella canción en nuestros cuerpos y cerramos el encuentro de una manera alegre y animada:

…y la presentación:

 

 

Advertisements
This entry was posted in Dinàmica de grups, Psicoterapia and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s